Make your own free website on Tripod.com

 

Diccionario Botánico de Osaín                           

 

OSHÚN

La orisha Oshún es conocida también como Yalorde, diosa del río. Por el río, se dice que es también la diosa del oro y las aguas dulces. Por las aguas dulces, se cree que es la diosa de la dulzura y se le hacen ofrendas de miel y toda clase de dulces. Por la dulzura, se opina que es diosa del amor, la sensualidad y la sexualidad. Los practicantes de la Osha la respetan y la quieren. Por el cauce o corriente del río, se relaciona con la circulación de la sangre y todos los fluidos del cuerpo. Por la circulación de la sangre, con la salud. Se dice que es protectora del vientre y de los órganos reproductores. 

Sus hijos ( los adoradores de la deidad ) heredan o asumen las características del río. Se dice que son útiles como lo es el río. Producirán tanta abundancia como la produce el río. Si no llegan a acumular fortuna, será porque se conviertan en seres excesivamente dadivosos, de la misma manera que el río, en su corriente, bota sus riquezas hacia el mar para nunca más recuperarla. Generalmente se convierten en excelentes productores, pero muy malos administradores. La relación tan estrecha que se establece entre Oshún y Yemayá ( diosa del mar ) se debe a que el río desemboca en el mar. Su piedra es el ámbar. 

Su día, el 8 de Septiembre. 

En el sincretismo, se le conoce como la Virgen de la Caridad del Cobre. 

Su metal es el oro y el bronce.

Simboliza la maternidad, los partos, el amor maternal, la familia, la patria, la casa, la cocina, las masas, las mujeres, los ríos, el sentimiento, la imaginación.

Sus hijos se caracterizan  por ser maternales, hospitalarios, caritativos, compasivos, receptivos, ahorrativos, con una excelente memoria, imaginativos, sensibles, románticos, buenos anfitriones, generosos, solícitos, protectores, patrióticos y algo introvertidos.  Son muy emotivos, susceptibles, hipersensibles a la crítica, caprichosos, variables, rencorosos, tímidos, fantasiosos, imaginativos, resentidos, lunáticos, perezosos, débiles, tacaños, celosos, con frecuencia sienten sentimiento de inferioridad y gustan de los manjares.

Oshún es la bella entre las bellas, es la dueña del amor, de la feminidad y del río.  Es el símbolo de la coquetería, la gracia y la sexualidad femeninas.  Mujer de Chango e íntima amiga de Eleguá, que la protege.

Siempre acompaña a Yemayá, vive en el río y asiste a las gestantes y parturientas.  Se le representa como una mulata bella, simpática, buena bailadora, fiestera y eternamente alegre, con el persistente tintineo de sus campanillas.  Es capaz de resolver tanto, como de provocar riñas entre Orishas y los hombres.

Su color es el amarillo pero también se le atribuyen los coralinos y los verdes.  Su día es el Sábado y sus números son 5, 10, 15 y 25.

Esta orisha tiene diferentes caminos entre ellos:


Oshún Yeyé Moró o Yeyé Kari.
Oshún Kayode.
Oshún Miwá.
Oshún Yumú.
Oshún Sekesé.
Oshún Akuara o Ibú.
Oshún Fumiké.
Oshún Olodi.
Oshún Funké.
Oshún Edé.
Oshún Niwé.
Oshún Kolé-Kolé o Akalá-kalá.
Oshún Awé.

El receptáculo es una sopera multicolor, con predominio del amarillo, llena de agua de río y con cinco otáes|.  Los otáes deben ser recogidos al amanecer, del fondo de un río y se guardan en tinajas de barro.

Sus atributos son el abanico de sándalo o pluma de pavo real, pececillos, camarones, conchas, botecitos, espejos, joyas, corales marinos, sábanas, paños, bordados y todo objeto propio del tocador femenino, asheré, agogó, irukes y pañuelos, cobre, cinco kilos de cobre, oro, corona de oro con cinco puntos, cinco rayos, cinco lanzas, cinco flechas, dos remos, una campana, cinco pulsos y abanicos con plumas de pavo real.

Sus herramientas son cinco manillas, cinco odané, una media luna, dos remos, una estrella, un sol y de una a cinco campanillas.  En dependencia del camino, sus atributos pueden cambiar. Oshún Kolé lleva, además de todo lo anterior, cinco aguas, cinco carreteles de hilo, un machete, un mortero y una corona con veintiuna piezas.

Sus collares llevan cuentas amarillas o de ámbar.  Oshún Olodí, Ibú y Oshún Gumíi llevan cuentas rojas, verde esmeralda o amarillo mate.  Oshún Ikole las lleva ojo y ámbar.  Las sartas que sólo llevan corales (iyón), pertenecen tanto a Oshún como a Yemayá.

Se le saluda por Yalodde.

La visten con una bata amarilla sujeta a la cintura por una faja que, sobre el vientre, lleva un peto en forma de rombo.  Al borde del vestido tiene un festón de puntas con cascabelitos colgantes.

Los animales son gallinas, palomas, guineos, jicotea, patos, chivos castrados, venados (en el camino de Oshún Ibú Akuara), pavos reales, canarios y caimanes.

Las comidas de Oshún son palanquetas de gofio con miel, melao y caramelos.  Naranjas dulces de China, escarola, acelga, chayote, tamal, arroz amarillo y harina de maíz, calabazas, panetela borracha, flan, pudines, miel de abeja y té de manzanilla con agua de río. Ekó, ekrú y olelé con azafrán.  Alegrías de coco y todo tipo de dulces.  Oshinchin, comida litúrgica que se le ofrenda en el río antes de la iniciación de un iyawó.  Lisas, anguilas, mapos, dajaos, catibos, guajacones, biajacas, guabinas, camarones del río y langostinos.  Todos estos peces y mariscos del río, ahumados, se le ponen como ashé.  La comida se sazona con almendros, berro, canistel, flor de agua, espinaca, perejil, boniato y calabaza.

Las flores son el girasol, guacamayos, botón de oro.

Los perfumes el beriberi y el sándalo. 

Características: Oshún viste un lujoso vestuario amarillo con seis pulseras doradas. Simboliza la coquetería, la gracia, la fiesta, la alegría y la sensualidad femenina. Es una de las esposas de Shangó y madre de los Ibeyi. Orisha del amor, la feminidad, el río y la riqueza. Fue la que sacó a Oggún del monte con su miel de abeja y la que le entregó a los hombres el caracol. Acompaña a Yemayá.

Sus bailes son quizás, los más bellos y sensuales de todos.  Al subirse, ríe como Yemayá y agita sus brazos para que suenen las manillas de oro.  Sus manos bajan y corren a lo largo del cuerpo, como los manantiales y los arroyos descendientes de las colinas.  A veces hace ademanes de remero y otras imita los movimientos de la que muele en el pilón.  Generalmente danza con voluptuosidad y con las manos tendidas hacia delante, en imploración, y con sugestivas contorsiones pelvianas.  Pide, exige oñi (miel), símbolo del dulzor, de la esencia amorosa de la vida.

Las afecciones que protege son las de bajo vientre y partes genitales, la sangre, el hígado y todo tipo de hemorragias.

Día de la semana: Sábado.

Colores: Amarillo, coral y ámbar. 

Hierbas: Rosas, girasoles, loto, orosún, alambrilla, frescura, cucaracha, hierba la niña, arabito, mazorquilla, paragüita morada, hierba fina, arañuela, verdolaga, naranja, botón de oro, romerillo, fruta bomba, ámbar, anís, hierbabuena, añil, árabo, árbol del cuerno, caléndula, alga marina, plátano, verbena, uvas moradas, culantrillo, romero, lechuga, cañamazo dulce, chayote, genciana de la tierra, hoja menuda, maguey, manzanilla, mije, orozuz de la tierra, palo mulato, papo y perejil. 

Retorno al menú área restringida 

Retorno a la página principal

 

 
Enviar correo electrónico a  oraculos@hotmail.com  con preguntas  o comentarios sobre este sitio.                              Web master:  A. de J.  Martínez (Oshúnlayó). Copyright © 2003.   Agregar a tus favoritos. Esta información tiene el único fin de informar. No tome acción alguna o deje de tomarla sobre la base de este contenido.