Make your own free website on Tripod.com

 

Diccionario Botánico de Osaín                           

 

SEGUNDO ODU OSHÉ

 

Rompa la rutina. Luche por la vida. Batalle contra la amargura. El pesimismo lo aísla.

Procure no entristecerse. La tristeza es un término que se utiliza para definir un estado de ánimo caracterizado por la pena, el dolor moral y la depresión de los afectos. Este dolor invade su vida y modifica su relación con el mundo exterior y con su mundo interior. La tristeza suele influir en la actividad normal del sujeto y se manifiesta alterando algunas funciones como el apetito, el sueño, sentimiento de inutilidad, desgana ("nada me importa"), pensamientos repetitivos de muerte, lo que puede provocarle una sensación de paralización o estancamiento. Tiene su causa en algún acontecimiento no deseado por el sujeto o también puede ser la consecuencia de factores afectivos desconocidos. En algunos casos se debe a una predisposición constitucional. Usted niega sentirse así, alicaído y su apariencia puede ser normal.

Eventualmente llega a sufrir de alteración del estado de ánimo con disgusto y/o pérdida de interés, puede presentar malestar general, dolores difusos, ánimo melancólico y una imagen de sí mismo devaluada ("me siento vieja y fea", "no soy el de antes"...). De forma no infrecuente expresa sus emociones con irritación más que con tristeza, reaccionando de forma excesiva frente a situaciones nimias.

Si manifiesta ese mal humor, esa inconformidad la gente se alejará de usted. Cuando exprese su estado negativo hasta los más cercanos lo abandonarán.

Evite esclavizarse o esclavizar a los demás.

Si sigue pensando que no evoluciona, que está paralizado o estancado, lo decretará y terminará estancándose o paralizándose de verdad, se convertirá en un ser estéril. 

Quiérase a sí mismo, no se sienta tan necesitado, tan inútil, para que así los demás lo consideren.

Las costumbres se hacen hábitos y los hábitos se convierten en vicios y los vicios son nocivos para la salud. Los excesos son el pecado del hombre y las leyes los castigan.

La infidelidad le puede llevar al caos. Evite contaminarse y contaminar a su semejante. Prevea las infecciones. Cuide su salud, especialmente su sangre. La vida es el don más frágil que poseemos. Cuide el sistema y funcionamiento de su sangre, ya que si no es débil lo será. 

Abandone ese capricho. Un gustazo le puede costar la vida. Aprenda a desistir de su voluntad, de la satisfacción del placer. Lleve una vida limpia por dentro y por fuera. No insista en llamar la atención, en gustar. Sea justo con su semejante y con usted mismo. No imite ni trate de que lo imiten.

Averigua

 

Enviar correo electrónico a  oraculos@hotmail.com  con preguntas  o comentarios sobre este sitio.                              Web master:  A. de J.  Martínez (Oshúnlayó). Copyright © 2003.   Agregar a tus favoritos. Esta información tiene el único fin de informar. No tome acción alguna o deje de tomarla sobre la base de este contenido.