Make your own free website on Tripod.com

 

Diccionario Botánico de Osaín                           

 

SEGUNDO ODU OGUNDÁ

 

Se mantiene  alerta todo el tiempo. Considera cualquier pequeño contratiempo como una terrible prueba destinada a incrementar su  aflicción permanente.

Su vida se ha convertido en una guerra donde tres personas luchan por una misma cosa.  Le ha ocurrido un accidente que impide o retarda el logro de su deseo.  Sufre una tristeza, pena o preocupación que puede llegar a ser grave.  Algo le desagrada, molesta o trastorna.

Ese enfado o enfrentamiento que ha tenido con esa persona le hace perder fuerzas.  Siente que su vida se ha convertido en una batalla campal, en una discusión eterna.  Está luchando por alguien o algo que quiere conseguir.  

Piensa en la necesidad de darle su merecido a alguien, a veces desea golpearle.  Sin miedo, se dirige a una confrontación y eso es lo peor que puede hacer.  En esa acción usted puede destruirlo todo y acabar con usted mismo.  Eventualmente entrará en un estado de violencia que puede terminar en agresión física.  Su actual violencia, irracionalidad y falta de cordura lo convierten en una persona verdaderamente peligrosa que pierde la posibilidad de vivir y disfrutar el efecto positivo que puede generar el contenido de su primer odu.  Contrólese.  Evite esos impulsos de discutir.  Suprima la violencia. 

Respete a sus semejantes.  Por inofensivo que éstos le parezcan, pueden también responderle con la misma agresión. Obedezca la justicia.  Desconocer las leyes sociales no le exonera de sufrir el castigo por su incumplimiento.  

No insista en ocupar el papel protagónico en cada reunión, como constantemente hace.  Detenga el comentario.  No de lugar al chisme.  Entienda que sus semejantes tienen criterios propios y derecho a disentir de los que usted posee.  Las armas son el peor compañero de la violencia.  Si no puede controlar su furia, entonces no use armas. 

Eventualmente será sometido a una operación quirúrgica. 

Cálmese para que su sangre no corra, no brote de su cuerpo. 

No ingiera bebidas alcohólicas.  Es probable que al no lograr lo que quiere, al no encontrar solución a ese problema que le atormenta o presiente le de por embriagarse y eso será lo peor.  La ebriedad evadirá momentáneamente el obstáculo, pero el impedimento estará presente todo el tiempo y emergerá en la sobriedad.  

Cuidado con los golpes, tanto físicos como morales o bajos.

 

Averigua

 

Enviar correo electrónico a  oraculos@hotmail.com  con preguntas  o comentarios sobre este sitio.                              Web master:  A. de J.  Martínez (Oshúnlayó). Copyright © 2003.   Agregar a tus favoritos. Esta información tiene el único fin de informar. No tome acción alguna o deje de tomarla sobre la base de este contenido.