Make your own free website on Tripod.com

 

Diccionario Botánico de Osaín                           

 

SEGUNDO ODU OFÚN

 

El camino que ha tomado está nublado, oscuro. Algo impide o dificulta el conocimiento o comprensión de lo que sucede, de lo que está ocurriendo a su alrededor. No sabe qué hacer, cómo hacerlo o a donde ir.

Últimamente le ocurren imprevistos. Ha sufrido sucesos inexplicables por no ser precavido, porque ha preferido confiar en su suerte antes de afrontar la realidad. Se ha inclinado a creer que todo marcha bien por miedo a enfrentar lo desconocido. 

No ha querido oír las advertencias, no ha seguido sus presentimientos, no ha considerado los avisos, no ha analizado los indicios negativos que ha recibido, no ha observado ni analizado el curso de los acontecimientos. Ha pensado que todo sigue igual, que nada sucede, que el problema no existe y si existe nada tiene que ver con usted. 

Ha pospuesto la acción que debió realizar. Pero en este momento la realidad se impone, ignora su voluntad, lo golpea y por supuesto lo desconcierta. Eventualmente tendrá que enfrentar las consecuencias de su actitud desidiosa y dubitativa. 

Es inútil que posponga esa acción, que habitualmente maldiga o murmure sobre su suerte o la actitud de otros. 

Su falta de cuidado, desinterés, apatía pereza, negligencia o descuido en las cosas que hace o debe hacer es debido a que desconfía de su propio proceder, al temor que siente por las consecuencias que generan sus acciones. Ese mismo recelo lo hace evadir el conocimiento o comprensión del acontecimiento y por tanto lo incita a posponer la solución del mismo. Pero lamentablemente los problemas no se solucionaran solos, sino que se empeoran, confróntelos de una vez, obre con cuidado y atención, utilice la inteligencia y no la fuerza para resolverlos.

No permita que la angustia le impida razonar. Concluya lo que comenzó. Si quiere adelantar no dude más y defínase, no deje para mañana lo que puede hacer hoy, no posponga sus acciones, no tema, cumpla sus compromisos. Dé el paso, porque más temprano que tarde tendrá que darlo. 

No reniegue más, tampoco convierta su vida en un juego de azar. No espere a última hora cuando el tiempo para resolver dicho problema se haya agotado y entonces esté obligado a proceder con acciones imprudentes o insensatas.

Ese sentimiento desagradable que suele experimentar ante cualquier peligro, dolor o molestia, que se impone a su voluntad y que le provoca reacciones de defensa o de huida, le obligará, por instinto de conservación, a ejecutar un delito peor para no sufrir un mal igual o mayor.

No ingiera bebidas alcohólicas ni drogas alucinógenas para que su mente esté todo lo clara que necesita estar. La región de su cuerpo más vulnerable son los órganos internos

 

Averigua

 

Enviar correo electrónico a  oraculos@hotmail.com  con preguntas  o comentarios sobre este sitio.                              Web master:  A. de J.  Martínez (Oshúnlayó). Copyright © 2003.   Agregar a tus favoritos. Esta información tiene el único fin de informar. No tome acción alguna o deje de tomarla sobre la base de este contenido.