Make your own free website on Tripod.com

 

Diccionario Botánico de Osaín                           

 

Los estudios arrojan que un gran número de iniciados de "La Regla de Osha" desconocen el origen de sus práctica, ignoran que se originó en el continente africano, constituido por 57 países.  Nuestras prácticas nos llegan específicamente de uno solo de esos países, Nigeria, ubicada en el este continental, en la llamada "Costa de los Esclavos". 

Cuando los blancos llegaron a Nigeria, se quedaron asombrados. Los negros tenían sistemas judiciales, económicos, monetarios y educativos, jerarquías gubernamentales, y ciudades y reinados muy bien establecidos, similares a los de los griegos antiguos.  En África se extraían y fundían los metales de la tierra antes que en Europa. 

Leo Frobenius, uno de los primeros antropólogos y sociólogos alemanes, y una de las mentes europeas más destacadas de sus tiempos, dijo al llegar a Nigeria: “...no tengo que buscar la Atlántida perdida porque ya la encontré.”  Frobenius murió opinando que Nigeria era parte de la Atlántida perdida, y que los habitantes del continente perdido se habían establecido allí.  Fue en África donde Frobenius vio por primera vez las esculturas de bronce de Ifé y creyó que eran obra de los habitantes de la Atlántida.  En esta región existen en la actualidad los bronces de Benin, los bronces más famosos del mundo. 

Benin es una república situada en el golfo de Guinea, en el oeste africano, cuyo territorio forma una franja de orientación longitudinal limitada al norte por Níger; al sur por el océano Atlántico, al oeste por Togo y Burkina Faso, y al este con Nigeria. Fue la capital del reino de Dahomey, que gozó de gran prosperidad entre los siglos 17 y 19. Está rodeada por una muralla de 10 Km que circunvala la ciudad, y actualmente es capital del departamento de Zou. 

Cuando hablamos de los bronces de Benin nos referimos a las estatuas de bronce que fueron fundidas en cera. Los nativos hacían las estatuas en cera y las vaciaban en bronce. ¿Cómo lo hacían?  No se sabe.  El secreto está perdido. El método de fundición se llama “el método de la cera perdida.”  Con este método hacían ánforas de líneas sencillas para adentrarse en formas complicadas con una decoración llena de simbolismo en el ritual al que estaban destinados. Su uso ritual se limitaba a servir de contenedores y recipientes a la comida y las bebidas fermentadas utilizadas en la ceremonia. 

África no sólo extraía  y fundía los metales, sino que conocía también los valores minerales y tenía un contacto directo con el mundo vegetal del cual extraían todas sus medicinas.  Aun hoy, nadie puede graduarse de médico allí si no estudia medicina tradicional.  El médico se tiene que graduar de herbólogo antes de recibir el titulo de médico porque la medicina viene de los vegetales y los minerales. 

En esta región habitan ciento treinta y dos millones de seres humanos y todos, de una u otra forma, practican este modo de vida. ¿Por qué lo practican? Porque al no ser religión, sino modo de vida y visión de mundo, se convierte en cultura y tradición.  

No es religión.  No es secular.  No tienen que asistir a un edificio a practicarla.  No hay un sacerdocio de tipo católico, judío, o islámico.  No hay un sacerdote, un cura, o un rabino.  La practican en sus casas, como la practicamos nosotros. Las casas en las que se practica son casas-templos, como las nuestras, y en ellas se hace la práctica.  

Los nigerianos no llegaron a América en el siglo XV, los que llegaron en esa fecha fueron los bantúes.  La santería no comienza en el siglo antepasado, ni comienza hace quinientos años en Cuba.  Comienza después de la abolición de la esclavitud. La santería no existió hasta después de la abolición de la esclavitud porque era imposible que existiera al no haber libertad de culto mientras los negros vivían en cautiverio. 

La esclavitud fue abolida en Cuba entre 1880 y 1886, momento, a partir del cual comenzó la práctica de la santería que, en Cuba, tiene poco más de 120 años de existencia. 

120 años sociales no pueden considerarse mucho tiempo, por eso es que la práctica en Cuba es tan fresca y tenemos tanta remembranza, porque si fueran quinientos años, como algunos dicen, ya no nos acordaríamos de nada. No tuviéramos estos nombres. La santería es joven. Aunque el concepto de la santería existe desde los 1700, cuando los Yorubas llegaron a Cuba, y continuaron llegando hasta mediados de los 1800. 

Los Congos sí llegaron en el siglo 15. Ellos llegaron al principio. Un 75% de la migración negra que llegó a América fue Conga. Eso sucedió porque Portugal fue quien descubrió a África, pero a África del Sur, no del Norte.  Descubrieron el río Congo y allí empezaron a extraer recursos.   Los que hablan de quinientos años de religión están completamente errados y confundidos. 

Los pueblos Bantúes, que ocupan la mayor parte del continente africano, pertenecen a diversas tribus, y los más numerosos son los Zulúes, Swazis, Tongas, Bagandas, Sutos y Kikuyus. En total suman unos 50 millones de individuos.  La procedencia Bantú viene desde el sur del Sahara, norte de África y va bajando hacia África Central y se establece en el Congo, en Zaire, en Angola. 

En el Neolítico, sobrevino una desecación del Sahara que propició las migraciones de los protobantúes. Atravesaron el territorio pigmeo desde la región situada entre el Níger y el Ubangui. Se asentaron en la zona del bajo Congo, al Sur de la gran selva y acabaron por desplazar a los aborígenes de la zona -dedicados a la caza y a la recolección de frutos-  debido a su superioridad técnica, pues el empleo del hierro les facilitaba la agricultura en la sabana. 

El siguiente movimiento migratorio tuvo lugar en nuestra era. Descendieron hacia los confines meridionales de África, desde la región de los grandes lagos y de Shaba y desplazaron a los Hotentotes.  Los grupos Shona (Karanga, Moiré, Rozwi) ocuparon la meseta de Zimbabwe y en el siglo 15 consolidaron el Imperio de Monomotapa. 

La llegada de los portugueses originó la decadencia del imperio. Los Ngoni y los Sotho estaban, aparentemente, al Sur del río Zambeze en los primeros siglos de la era cristiana. Durante el siglo 17, los Tswana y los Sotho se instalaron en el Veld (zona montañosa de Sudáfrica que se corresponde hoy con el territorio de Lesotho) que les protegía de los Ngoni por los montes Drakensberg, y donde formaron varios estados. 

Concluyendo el siglo 18, surgieron los estados Pedi, Ngwaketé, Kurutsh y Tihaping. Los Kalahari limitaron su expansión al Oeste y los Sotho, ante la presión de los guerreros de Chaka, se replegaron a su territorio actual (Basutolandia) en 1820. Las guerras zulúes, entre 1820 y 1830, demuestran que estos pueblos habían tenido un alto crecimiento demográfico (una teoría responsabiliza de esto a la introducción del maíz por parte de los portugueses), lo que produjo su expansión hacia el Norte. 

En el Sur, los Xosa se mezclaron con los Khoisan y consiguieron detener la ocupación europea. Los Tsonga, instalados en la costa de Mozambique, se dedicaron al comercio con los portugueses. Los Ngonis, derrotados también por Chaka en 1821, junto con los Matabelé, rechazados por los Bóers (colonos holandeses) en 1837, se desplazaron hacia el Norte, saquearon la meseta de Zimbabwe y masacraron o esclavizaron a los Malawi (Nyanjas, Cewas, Tumbukakas) que, desde siglos atrás, ocupaban los alrededores del lago Nyassa.  A finales del siglo 19, los comerciantes de esclavos en el Zambeze y el dominio británico en el África austral acabaron con estas mezclas de pueblos. 

España nunca fue a África a buscar esclavos. Todo lo compraban en Portugal. Esa es la razón por la cual tenemos más congoleses que de otros lugares.  El mundo de la época se había dividido entre las dos potencias más importantes del momento, España y Portugal. Se habían cerrado las rutas terrestres hacia la India por las guerras de los siglos 14 y 15 y los dos reinados, el de España y el de Portugal, para ese tiempo, eran regidos por la misma familia, el mismo escudo. Las coronas reinantes de España y Portugal pertenecían a la misma línea sanguínea.  

Cristóbal Colón era un judío comerciante.  El famoso cuento de la Reina Isabel y la venta  de las prendas no fue más que eso, un cuento. La Reina le encarga a Cristóbal Colón, como comerciante judío al fin, que encuentre nuevas rutas hacia la India.  Pero en Portugal pasa lo mismo, le encargan lo mismo a otro señor llamado Fernando Magallanes. Uno va hacia el Este y el otro hacia el Oeste. Los portugueses chocan con el continente africano y los españoles con América. 

Tanto Cristóbal Colón como Fernando Magallanes creyeron haber llegado a la India.  Cristóbal Colón muere sin saber que no había llegado allí. Nunca supo que había descubierto otro continente. Esa es la razón por la que los aborígenes de América recibieron el nombre de indios a pesar de que proceden de diferentes culturas, costumbres,  y tradiciones. 

Magallanes llegó a África, a la Isla de Santo Tomás,  y entró en el Río Congo, en el reinado más grande del Congo y vio un comercio al que ellos podían traer piedras preciosas de Europa que habían extraído de la India.  Debemos recordar que en Europa no hay minerales ni tampoco había especies en esa época. Los minerales y las especies venían de la India. Los europeos comienzan entonces a intercambiar todo esto con los reinados africanos. 

España no era un país como es hoy en día.  En el siglo 15 estaba también dividida en varios reinados (Sevilla, Castilla, Aragón) y había sufrido cientos de años de control por parte de los moros.  

Cristóbal Colón regresa a la corona con veintiún indios aborígenes de América, y Magallanes regresa desde África.  Magallanes encuentra hombres fuertes, reinados grandes y Colón trae hombres que mueren tan pronto llegan a Europa.  A unos les dio catarro, a otros pulmonía, a otros varicela y a otros lepra. Todos los indígenas murieron porque Cuba y el medio ambiente americano no estaba contaminado, era un medio natural. Al llegar a Europa, no soportan la contaminación y mueren. 

Es así como las coronas de España y Portugal se ponen de acuerdo y deciden traer negros africanos a América y comienzan un comercio triangular entre África, Portugal y América. Los españoles traían sus esclavos para sus colonias pero se los compraban a Portugal. 

El comercio comenzó así a la inversa desde el punto de vista de los esclavos: África- Europa-América. Y a la inversa, América-Europa-África, desde el punto de vista de los productos naturales: oro, plata, y frutos menores de América.  Así se introdujo la naranja y el plátano en Europa.  

Ese tráfico triangular duró 368 años de continua extracción de material humano, el robo demográfico más grande de la historia. Se calcula, en un cálculo bastante moderado, que fueron 100 millones de negros los que fueron extraídos de África, cifra enorme para los siglos 15, 16 y 17.  Esta extracción de 100 millones de seres humanos del continente africano,  en edades de siete a veintisiete años, conlleva a que África tenga 350 años de atraso que los africanos sufren en este momento.  Fue el robo más grande de la historia humana.  

¿Cuántos africanos se perdieron en la trayectoria?  La travesía a través del Atlántico duraba tres meses.  La alimentación era precaria, el hacinamiento infrahumano. Las mujeres preñadas eran lanzadas a los tiburones porque no podían producir. Se les consideraba animales. Se les miraba la dentadura. A los hombres se les media el pene, se observaba si eran viriles, porque debían servir como reproductores.  Se calcula que alrededor del 50% de los que fueron transportados murieron en la travesía. Se estima que 50 millones murieron en los barcos, en los puertos de embarque o en los puertos de arribo; ¡ocho veces más que el número de judíos asesinados por el nazismo! 

La trata negrera duró hasta 1820, cuando Inglaterra comienza a promover la abolición, por intereses económicos, no humanitarios.  Inglaterra había extraído de sus colonias suficiente dinero, oro, plata y productos para producir la Revolución Industrial.  Pero no se podía garantizar la Revolución Industrial si los negros continuaban siendo sacados de África, porque la materia prima no estaba en América, sino en África.  Entonces Inglaterra toma la posición del policía de los mares y es la que comienza a fomentar la abolición de la esclavitud.  Fue una razón netamente económica: el respaldo de la Revolución Industrial de principios del siglo 19.

 
Enviar correo electrónico a  oraculos@hotmail.com  con preguntas  o comentarios sobre este sitio.                              Web master:  A. de J.  Martínez (Oshúnlayó). Copyright © 2003.   Agregar a tus favoritos. Esta información tiene el único fin de informar. No tome acción alguna o deje de tomarla sobre la base de este contenido.