Make your own free website on Tripod.com

 

Diccionario Botánico de Osaín                           

 

SEGUNDO ODU EYILÁ

 

El desbordamiento de sus pasiones le puede convertir en alguien revoltoso y tal sublevación le conducirá de fracaso en fracaso. Su inquietud o desasosiego le hace moverse constantemente y vivir en un eterno estado de sitio y a la expectativa.

Abandone ese temor, desconfianza que le atormenta y le produce tanta inseguridad. No puede vivir sospechando que la persona amada ha mudado su cariño para ponerlo en manos de otra que le supera o no a usted. Su pasión de ánimo o sentimiento instintivo la hacen huir o rehusar de las cosas que cree dañosas o peligrosas y no siempre acierta. Pero reconozca que ese sentimiento está basado sólo en su presunción o recelo de un daño futuro y le hace actuar con frecuencia de manera impulsiva y humillante para de esta manera alejar de su lado a sus seres más queridos. Planificar su vida sobre cosas inexistentes o bien de las cuales no tiene pruebas sino sólo evidencias, empleando arte y maña para lograrlo puede complicarle su propia existencia.

Sus constantes estados de ira los exterioriza de forma violenta por medio de gritos, palabras altisonantes y amenazas. No se exponga verbalmente. Trate de no enredarse en sus propias palabras, en aquellas expresiones contrarias a lo que sabe o a favor de lo que cree y piensa.

Guarde la consideración o respeto debido hacia esa persona si pretende que se quede a su lado. Demuestre que usted es un ser a quien se le puede exigir responsabilidad. Trate de confirmarle que usted no es obstinado, terco o muy tenaz en su dictamen o resolución para que así lo traten como una persona equilibrada en quien se puede confiar. Si se empeña en aparentar que es una persona supersticiosa, voluptuosa y cruel se verá sola. El alcohol y la promiscuidad son sus peores enemigos. La admiración combinada con el odio no son sentimientos buenos para la salud, por tanto, si ya los padece sepárelos para que se supere.

Cuando un individuo padece sentimientos producidos por la conciencia de una carencia o defecto en aspectos físicos, psíquicos, morales o sociales, sienten una inferioridad sobre otros, tiende a restaurar el equilibrio a través del mecanismo de defensa, de compensación o, incluso, de supercompensación. La compensación es un mecanismo adaptativo y útil; la sobrecompensación es patológica y antisocial; y el sentimiento de inferioridad puede asociarse a sentimientos de culpabilidad y desvalorización, analice su actitud. Descarte que su manera de obrar se debe a este complejo y que no la está ocultando tras su despotismo, presunción o indolencia. Empéñese en ser, de ahora en adelante, una esposa, esposo, padre o madre objetiva, de la cual nadie tenga quejas.

No deje ver la intención de lo que va a hacer para luego posponerlo, puede ser tomado como una amenaza, más que como una advertencia. La amenaza es dar a entender a una persona, mediante palabras o acciones, la intención de causarle algún daño y ante tal aviso seguro que la misma se protegerá o defenderá.

No alardee más de su propósito, si de verdad está segura de que lo que va a hacer es correcto, hágalo y así propinará más que un escarmiento, se hará respetar. Desde luego, teniendo en consideración que evitar la falta de respeto sea su propósito principal.

 

Averigua

 

Enviar correo electrónico a  oraculos@hotmail.com  con preguntas  o comentarios sobre este sitio.                              Web master:  A. de J.  Martínez (Oshúnlayó). Copyright © 2003.   Agregar a tus favoritos. Esta información tiene el único fin de informar. No tome acción alguna o deje de tomarla sobre la base de este contenido.